Nuestra forma de luchar

«Nuestra manera de vivir es una forma de luchar».

– Carlota (Las Chicas del Cable)

Todavía habrá idiotas que dirán que no es natural que te palpite el corazón por alguien de tu mismo sexo, como si el amor no fuese lo más natural del mundo. Te dirán que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva, que si eres hombre, eres hombre y, si eres mujer, seguirás siéndolo; como si fueras tú y no ellos quienes viven engañados en su fobia, imponiendo su odio. Hay quienes defenderán en nombre de su dios qué es o no pecado, te darán una lista de las personas a las que se te permite amar. Declararán que no depilarse no es femenino, que las mujeres no están preparadas para ejercer puestos de poder.

Luego vendrá una marquesa con muchos apellidos a decirte que «no todo lo que no sea un sí, tiene que ser obligatoriamente un no». Declararán que no es posible amar a varias personas a la vez, que es indecente. Te harán pensar que tu deseo y tu amor tienen que pertenecer a la misma persona, que es imposible que nos sintamos atraídos sexualmente por alguien que no es nuestra pareja.

Afirmarán que el feminismo no es necesario, que nos quejamos por gusto. Dirán que ya no existen desigualdades. Claro que sí, háblales de igualdad a las que todavía hoy sufren la ablación genital femenina, atrévete a mirar a los ojos una niña india sometida al matrimonio infantil y dile que no existe la injusticia. Háblales de igualdad a las mujeres de Arabia Saudí, que tienen prohibido salir a la calle sin un acompañante masculino y hablar con un hombre con el que no tengan relación.

Dirán, dirán y seguirán diciendo. Tú deja que hablen, deja que te señalen con su dedo acusador sin ver que mientras lo hacen hay otros tres que señalan hacia ellos.

A todos los que viven pendientes del qué dirán, hablando mucho y haciendo poco o nada, diles tú que se vayan a la mierda. Nadie puede decidir por nosotras cómo ha de ser nuestra manera de vivir ni cuál es nuestra lucha. Opinarán sobre nuestro camino sin haber caminado ni un solo kilómetro en nuestros zapatos. Juzgarán y prejuzgarán. Arrojarán sus juicios sobre otras personas sin saber nada de las batallas que están librando interiormente.

Afortunadamente, hubo personas que se atrevieron a vivir la vida que deseaban. Existieron personas que convirtieron su manera de vivir en una forma de luchar, que hicieron de su vida un ejemplo para quienes vinieron después. Personas que acabaron en la hoguera, en la cárcel o muertas por defender derechos fundamentales, que se abrieron camino recibiendo codazos en las costillas para que nosotras podamos respirar hoy libremente.

Por eso debemos agradecer esa lucha, dar las gracias. Gracias a quienes perdieron la vida para que nosotras podamos vivir hoy mejor, a todos y todas las que se atrevieron a luchar por llegar a ser quienes eran. A pesar de todo.

Que nada nos haga olvidarlo. Si estamos aquí hoy es gracias a esa lucha, pero aún quedan muchas cosas por las que luchar.


Julia Viciana

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons

Escrito por

Julia. Canarias, 23 febreros. Graduada en Estudios Francófonos Aplicados. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

4 comentarios sobre “Nuestra forma de luchar

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s