Lo esencial

¡Hola, queridas y queridos! Este es otro poema sobre el confinamiento que escribí hace algún tiempo, deseo que les guste o que les haga reflexionar. Un abrazo grande y que les vaya muy bien la vida. ♥♥

 

 

Ha venido este virus

a democratizar la vida

y la libertad.

 

Da igual si las paredes de los ricos

están adornadas

de las pinturas más exquisitas,

ellos tampoco pueden salir

de esas cuatro paredes.

 

Da igual si sus jaulas son de oro,

siguen siendo

aves enjauladas.

 

Lo han comprado todo,

incluso lo que

no podían tener:

sexo,

amor,

fidelidad,

amistad,

tiempo.

 

Se han creído dueños del mar

por surcarlo en yates de lujo,

amos del cielo

por cruzarlo en aviones privados,

propietarios de la naturaleza

tan solo por tener millones

para comprarse una isla.

 

Pero de pronto llega un virus

y descubren que hay dos cosas

que jamás podrán comprar:

ni la vida,

ni la libertad.

 

Que por mucha pasta que tengan,

no pueden comprar la vida.

 

Que no se puede obtener la libertad

a golpe de talonario.

 

Ahora que no podemos salir,

no queda otra opción

que ir hacia adentro:

abrirse el canal,

abrirse paso hacia las entrañas,

abrir esas murallas internas

que construimos.

 

Y,

en ese viaje al centro

de mi herida,

recorriendo el paisaje

que hay bajo la piel,

he descubierto

que las cosas esenciales

son muy pocas

y no son cosas.

 

Lo esencial no es

tener el último vestido de Prada,

sino a alguien que te desvista

de dudas,

de miedos,

de penas.

 

No es tener una piscina

de borde infinito,

sino personas de esas

que te hacen tirarte a ella

de cabeza.

 

Lo que importa no es tener

un Maserati recién estrenado,

sino alguien que te ponga el corazón

a 140 por hora

cuando recorre tus curvas.

 

No es necesario tener una mansión

de revista,

sino abrazos de esos

que te hacen sentir en casa,

personas que son hogar.

 

Hemos pasado días sin salir

y la economía se va a la mierda

porque por fin vivimos

comprando solamente

lo que necesitamos.

 

Y pienso en las pobres personas

que viven esto solas,

o en hospitales,

o con compañeros de piso

odiosos.

 

Ojalá cuando todo acabe

nos demos cuenta

de que hemos podido vivir

casi sin nada

pero que,

sin amor,

no hubiésemos

sobrevivido.


Julia Viciana

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons

Escrito por

Julia. Canarias, 23 febreros. Graduada en Estudios Francófonos Aplicados. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

4 comentarios sobre “Lo esencial

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s