La importancia de ser el primero

Fue Neil Armstrong en julio de 1969, cuando puso por primera vez el pie en la superficie lunar y observó la infinidad del universo desde el asombro de su alma efímera. Y qué diminuto tuvo que sentirse, dándose cuenta de que somos estrellas fugaces que cruzan una vez el cielo y jamás vuelven a emitir […]

Leer Más