Perseidas

No sé cuántos metros cuadrados tiene este apartamento, pero lo que sí sé es que en él cabían todos mis sueños y los tuyos. Un día, antes de la bifurcación que nos separó, iban en el mismo sentido… Y tú me los contabas escuchando el sonido del mar y acariciando la sal de mi pelo. […]

Leer Más

Y Lorenzo empezó a llorar

Era agosto. Tú y yo estábamos anocheciendo, tomando la luna juntos. Hacía frío, pero qué más daba si tenía a mi lado tu cuerpo de verano, tus labios de salitre, si estábamos entre volcanes. Hacía frío y subimos tanto que costaba respirar, pero qué más daba porque por primera vez trepé por encima de mis […]

Leer Más