Llegas tres años tarde

  Has llegado a mi vida con tres años de retraso.   Lo primero que me preguntaste al conocernos fue cómo me gusta el café y pensé que nadie le pregunta a otra persona si prefiere el café solo o con leche si en el fondo no está ardiendo en deseos de preparárselo cada mañana. […]

Leer Más

Andábamos para encontrarnos

Tiene veintiséis años y dos ojos marrones oscuros casi negros que me han enseñado a perder el miedo a la oscuridad: con él he aprendido que hay oscuridades que brillan más que el sol de verano a mediodía. No le gusta el tequila y, sin embargo, le echa a todo sal y limón. Aborrece los […]

Leer Más

Toda la alegría por delante

– Verónica no necesita que nadie se ocupe de ella, yo solo le echo una mano. – Ya, ella es diferente, ¿no? Como has dicho antes, que ella es diferente a los demás, por eso Óscar se quedó. – Sí, algo así. – Es como si los demás fuéramos un jersey básico, un jersey azul […]

Leer Más