El precio nunca mereció la pena

13/07/2016 Hoy recojo mis maletas y me doy cuenta de que el peso es mucho más ligero porque ya no cargo con tu cobardía. Me despierto y advierto que tu ausencia ya no quema, sino alivia, que he olvidado los cielos entre tus huesos y las playas entre tus brazos, que tu falso edén apestaba […]

Leer Más