Permiso de residencia

Pasaron por mi vida como estrellas,

fugaces, sin visado de turista

quisieron solo ver mis partes bellas

y tras la foto los perdí de vista.

 

Vinieron con prisas, haciendo mella,

grises viajeros creyéndose artistas

con visado de turista y sin más huella

que sus frenos en las curvas de mi pista.

 

Y llegas tú, amor, sin esperarte,

me cambias la vida sin avisar,

me miras como si fuese arte.

 

Llegaste y bendito nuestro azar:

sin pedir permiso para quedarte

te quedas y creamos un hogar.


Escrito por

Julia. Canarias, 25 febreros. Graduada en Estudios Francófonos Aplicados. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s