No pegamos

Nunca pensé

que me podría pillar

de alguien como tú.

 

Tú y yo somos

dos polos opuestos:

tú tan Círculo Polar

y yo tan Polo Norte,

tan lejos

y a la vez tan cerca.

 

Tú tan de Heineken

y yo tan de Alhambra.

 

Tu piel tan adornada de tattoos,

la mía tan desnuda

porque toda esa tinta

la vuelco en mis poemas.

 

Tú tan de trasnochar,

yo tan de perseguir amaneceres.

 

Tú tan de fútbol y tele,

yo tan de libros y series.

 

No pegamos,

es evidente.

 

Porque tú me miras

queriendo quedarte

mientras yo busco en tus ojos

la pista de despegue.

 

Porque me cuentas

lo que haremos en invierno

sin ver que aún guardo bajo el pecho

tres veranos mal curados.

 

Porque me hablas

de una nueva vida posible

y yo ya gasté mis siete

en causas perdidas.

 

Porque has venido

buscando hogar

y yo ya me estoy marchando.

 

No sé cómo acabará esto,

pero sé que está destinado

a acabar.

 

Lo sé porque

nuestras primeras veces

suenan a final.

 

Porque cada beso

sabe a despedida

y si me abrazas escucho,

costillas adentro,

el eco del portazo.

 

Lo siento,

pero ya estoy cansada

de amores a distancia.

 

No estoy preparada.

 

No tengo ganas

ni fuerzas.

 

No quiero mirarte

en la terminal

y convertirte en promesa.

 

Porque,

cuando se rompe

una promesa,

es el corazón

quien se hace añicos.

 


Escrito por

Julia. Canarias, 24 febreros. Graduada en Estudios Francófonos Aplicados. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

6 comentarios sobre “No pegamos

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s