No te fíes de mí

 

Esta soy yo.

 

El Sueño de Morfeo

ya me definió:

«una chica normal

con pequeñas manías

que hacen desesperar».

 

Soy esa chica.

 

La de las manías.

 

La que acude al café

recién levantada

como un fumador

acude ansiosamente

al primer cigarrillo

de la mañana.

 

La que trata de planificar

su vida

y siempre acaba descubriendo

que la vida tiene

sus propios planes,

que lo mejor

es dejarse llevar.

 

La que escucha Creep

de Radiohead

y también se pregunta

a veces

qué demonios

hace aquí,

la que aterriza

en nuevos puntos cardinales

con el corazón hecho

un amasijo de miedo

y ganas.

 

Una chica con complejo

de Julio Verne,

dándole vueltas a la cabeza

más de ochenta días,

haciendo veinte mil leguas

de viaje submarino

hacia las entrañas

para llegar al epicentro

del dolor

y convertirlo en palabras,

viajando al centro

de mi mierda

sin llegar jamás

a entenderla.

 

Tal vez me crea Sabina

con más de 500 noches

de insomnio,

volviendo siempre al lugar

donde habita el olvido

como una masoquista,

a veces quiero dedicar a los demás

la canción más hermosa del mundo

y acabo apagando mi canto interior,

deambulando sin rumbo

por el bulevar de los sueños rotos.

 

Tengo manías inconfesables,

otras inevitables.

 

Y es que no puedo evitar enamorarme

de quienes han aprendido

a bailar con la mirada,

quienes tienen la capacidad

de mirar a los ojos y crear magia.

 

Es inevitable.

 

Como lo es prendarme

de una mente leída y espabilada,

de la sensualidad de una conversación

larga y sin artificios.

 

Y hablando de amores,

nada me seduce como el mar,

los buenos libros,

y los viajes.

 

Soy isleña,

atlántica,

por eso si paso

mucho tiempo

lejos del mar

siento que me ahogo.

 

Tuve una profesora maravillosa,

un sol de primavera

que me enseñó a leer

y a escribir,

que nos hablaba de los libros

como descubriéndonos

un mundo fantástico al alcance

de pocos.

 

Tal vez me guste tanto viajar

porque me he sentido en casa

en más de un abrazo

y me vuelto adicta

a la posibilidad de crear por el mundo

infinitos hogares posibles.

 

Sí, puede que me tire el rollo

de que tengo alma de nómada,

de errante,

pero la realidad es que si paso

mucho tiempo lejos de mi isla,

de mi gente,

acabo siendo una chica

a la nostalgia pegada.

 

Tengo veintitrés años

y la sensación de que

aún no sé nada de la vida,

pero de que con noventa y tres

seguiré sin tener ni puta idea.

 

Estoy llena de contradicciones,

de inseguridades

que a veces maquillo

poniéndome más filtros

que los influencers a sus fotos

de Instagram.

 

He vivido sola y en pareja

y no consigo elegir entre ambas,

«entre la soledad y el compromiso»,

como diría Marwan.

 

No me gusta acumular cosas,

aunque me cuesta aplicarme

ese minimalismo

al ámbito emocional

(ojalá viniera Marie Kondo

y me ordenara un poco

la cabeza).

 

Escribo porque descubrí con doce años

que un folio en blanco y un lápiz

bastan para recorrer el mundo,

que en tinta puedo ser quien yo desee,

y desde entonces no he podido abandonar

esa manía de emborronar papeles

para reescribirme y entenderme.

 

Puede que escribir haya sido

siempre mi mayor manía,

pues no logro

ni aspiro ya

a quitármela.

 

Ya ves.

 

Soy una chica imperfecta,

a veces adopto un papel angelical

pero en el fondo

guardo unos cuantos demonios.

 

Podría en ocasiones parecer suave,

pero te advierto que soy un poliedro

lleno de vértices afilados.

 

No te fíes de mí,

avisado estás.

 


Julia Viciana

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons

 

Escrito por

Julia. Canarias, 23 febreros. Graduada en Estudios Francófonos Aplicados. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s