Llegas tres años tarde

  Has llegado a mi vida con tres años de retraso.   Lo primero que me preguntaste al conocernos fue cómo me gusta el café y pensé que nadie le pregunta a otra persona si prefiere el café solo o con leche si en el fondo no está ardiendo en deseos de preparárselo cada mañana. […]

Leer Más

Vértigo

Lo dijo como quien no quiere la cosa una mañana de marzo, en un lugar de Grenoble de cuyo nombre no puedo olvidarme. Lo hizo de manera inocente, como quien dispara al aire por diversión sin darse cuenta de que la bala que disparó acabó atravesando repentinamente la piel de otra persona en el impacto. […]

Leer Más